Guía para proteger totalmente una red de Wi Fi

Publicada el Autor PiaDeja un comentario

Anuncios patrocinados


1366_2000En estos tiempos donde la tecnología pareciera habernos invadido y colmado de buenas opciones, las redes WiFi han logrado ganarse un muy buen lugar en hogares y oficinas. Y hasta incluso en lugares públicos. Si bien nos vienen merodeando hace pocos años, muchas actividades requieren de su presencia y así es que se han ido convirtiendo en herramientas imprescindibles en la vida del hombre. A través de estas líneas hablaremos de ello, brindándote una importante guía para proteger totalmente una red WiFi y asegurarte así que sólo vos estás haciendo uso de las redes que te pertenecen.

 

Trucos para redes Wi Fi

La realidad es que son pocos los usuarios que prestan total atención a la configuración de sus redes inalámbricas; para más de uno basta con encender el router y comenzar a navegar, sin tener en cuenta que su red podría estar siendo interferida por cualquier vecino a quien le llegue la señal. Es así como la velocidad de navegación comienza a disminuir y, en muchas oportunidades, llega a generar dolores de cabeza que podrían ser evitados. Y a eso nos dedicaremos hoy, a contarte cómo lograr que tus redes WiFi estén seguras y no sean obstruidas por terceros. Veamos.

 

  • BLINDAR EL ACCESO A TU ROUTER

Es una de las primeras cosas que deberás realizar cuando instales WiFi en tu casa u oficina. De lo contrario, todo lo que hemos dicho más arriba será en vano, pues cualquiera que se encuentre en sitios cercanos al lugar de base de la red, podrá utilizarla al igual que vos y los tuyos.

 

1366_2000 (1)

 

¿Cómo lo harás? Muy simple. Deberás, en principio, actualizar el firmware del router a la última versión disponible y así poder corregir todo tipo de problema que se presente. Cuando lo hayas logrado, procederás a cambiar la contraseña de acceso por defecto, que por lo general viene detrás del equipo. Demás está decir que este proceso dependerá de la marca y el modelo de router que poseas; no es para todos igual.

Un consejo es que no pongas contraseñas simples como: 1234/ 1234 admin/ admin; por lo general suelen ingresar con dichas claves y si vos también las utilizas, no tendrá sentido que protejas tu red. Trata de buscar números personales, de DNI, de teléfono, nombres seguidos de números, etc. Algo que puedas recordar siempre y no lo olvides.


 

  • CAMBIAR EL NOMBRE DE LA SSID

SSID (Service Set Identifier) o identificador de red inalámbrica es, justamente, el modo de poder identificar tu conexión entre las demás. Por lo general viene por defecto dado por la operadora que provee el router, mostrando muchas veces más información de la que debería. Por ello recomendamos hace uso de algún nombre sencillo para no olvidarlo, buscar relaciones personales pero que no se relacionan de manera directa con tu viviendo u oficina.

 

1366_2000 (2)

 

 

  • ELEGIR UN SISTEMA DE CIFRADO Y CAMBIAR LA CLAVE POR DEFECTO

El cifrado de los datos a transmitir es uno de los aspectos más básicos de seguridad en las redes inalámbricas. Por defecto existen tres, en los routers más modernos: WEP, WPA y WPA2. Pero el primero ya no se tiene en cuenta por se el más básico de los tres; ha quedado obsoleto. Por ello, trata de elegir siempre que puedas el sistema de cifrado WPA o, aún mejor, WPA2.

 

1366_2000 (3)

 

 

  • UTILIZAR EL FILTRADO MAC

Esta es otra medida de seguridad que puede resultar útil. Aclaramos que no tiene que ver con no dejar conectar equipos Apple, sino que hace referencia a direcciones físicas a las que se le asigna una tarjeta de red grabada en su hardware y que les permite identificarla del resto. Podríamos pensarla como una dirección IP pero de más bajo nivel.

 

1366_2000 (4)

 

Este filtrado MAC te permitirá crear una lista de equipos permitidos. Está compuesta por 48 bits y se representa en 6 grupos de números hexa-decimales separados por dos puntos o guiones, algo así como 01:23:45:67:89:AB.

 

  • REDUCIR LOS RANGOS DE DIRECCIONES IP PERMITIDAS

Puede que sean siempre los mismos los equipos que se conecten a la red. En caso de ser así, podrás utilizar la opción que desactiva el funcionamiento automático del servicio DHCP en el router, el cual se encarga de asignar dirección IP a cada equipo que se conecte a la red.

 

Todas estas cosas y más tendrás que tener en cuenta al momento de querer privatizar tu red WiFi para que ninguna persona extra pueda ingresar y utilizar tus servicios. Recomendamos que lo hagas, pues de lo contrario de nada te servirá abonar mes a mes algo que lo usa cualquier persona cercana al lugar de conexión. ¡Que tengas suerte!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *